+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Cordobilla:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CEIP ALBOLAFIA

Padres por la educación

El CEIP Albolafia ha puesto en marcha un proyecto para favorecer la participación de los padres en la educación de sus hijos e hijas, ya que la participación femenina era más activa que la masculina

 

Un grupo de padres del CEIP Albolafia en el curso de técnica de progresión vertical. - CÓRDOBA

XIMO ROIG Y PADILLA DIRECTOR CEIP ALBOLAFIA
17/10/2018

El curso pasado se activó un grupo dirigido a los padres del alumnado del colegio Albolafia con la intención de dar mayor protagonismo a la figura del hombre en todo lo referido a la educación de sus hijas e hijos, en un contexto tan complejo como el de este centro.

Albolafia, como centro Comunidad de Aprendizaje, tenía desde hace mucho la presencia femenina muy activa, en la figura de madres y abuelas, pero la implicación de los hombres era escasa. Floren Sánchez, educador social permanente del centro, Samu Moreno, educador de calle de la ONG Encuentro en la Calle, y Ximo Roig, director del centro, tomaron la iniciativa de activar el grupo de padres y que el papel de los mismos se convirtiera en otro de los ejemplos de inclusión que caracterizan a este colegio de Córdoba.

Un año después el fruto de esta idea va siendo más real cada día. Papás como Añito, Diego, Carlos, y unos cuantos más, se reúnen cada jueves en el centro. Reflexionan cómo pueden ayudar a sus hijos, se implican en los problemas que éstos tienen, participan activamente en las asambleas de comunidad, en las reuniones con familias, o en todo aquello que el centro va organizando.

Pero además desarrollan actividades que podrían posibilitarles salidas laborales, como por ejemplo, la técnica de progresión vertical, un tipo de escalada que aprendieron durante el curso pasado y que les permitiría acceder empresas de trabajos verticales.

Ahora su intención se ha centrado en construir un rocódromo para el alumnado. Han visitado otros colegios en donde las familias se encargaron de montarlos y se informan e investigan maneras de financiarlo y de hacerlo posible para que el sueño de mejorar la escuela de sus hijas e hijos se convierta en realidad. Así, a la vez, demuestran que a pesar de la idea que se pueda tener sobre los roles masculinos en una etnia u otra, nada es más verdadero en una institución educativa que la convicción personal de trabajar en equipo. Y por todo ello estamos de enhorabuena, sobre todo esta semana, después de saber que nos han concedido el Premio Carmen Hombre Ponzoa, por el que se reconoce a nuestro centro nuestra labor a favor de la educación y el bienestar de los niños y jóvenes en Andalucía.