?> "Mi alumnado tiene la capacidad de hacerme mejor maestra cada día" - Vida en las aulas - Cordobilla

CEIP TORRE MALMUERTA

"Mi alumnado tiene la capacidad de hacerme mejor maestra cada día"

VERÓNICA GARCÍA Tutora del aula específica para el alumnado con TEA del CEIP Torre Malmuerta

LAURA MÁRMOL www.cordobilla.com CÓRDOBA
24/10/2018

 

-¿Por qué es especial su aula del Colegio Malmuerta?

-Nuestro aula es especial porque cada día nos esforzamos en hacerla especial los que tanto tiempo pasamos en ella, sobre todo los niños. Es aún más especial porque es abierta, porque todo el centro la conoce y la comparte, al alumnado le gusta venir a trabajar o a visitarnos y es un espacio de continua reflexión para la práctica de la inclusión, que rompe las barreras de las cuatro paredes del aula. Este curso contamos con cinco alumnos, que es la ratio máxima para las aulas que atienden a alumnado con TEA, y tienen entre siete y doce años.

-¿Cómo es la organización y el desarrollo de esta clase?

-La metodología de trabajo que se está desarrollando propicia compensar las barreras para la comunicación, la participación y la educación, en general, con las que se encuentran estos alumnos. Responde a la necesidad de estructuración del espacio, de anticipación de la acción y a sistemas alternativos o aumentativos de comunicación que favorezcan que puedan expresarse, aunque no tenga lenguaje oral.

-¿Qué destaca de su alumnado?

-Sobre todo, la gran capacidad que tienen para hacerme mejor maestra cada día. Trabajar con personas que se comunican y expresan de otra forma, hace que aprendas a escuchar mucho más de lo que lo habías hecho hasta el momento y más allá de las palabras y de los gestos comunicativos socialmente aprendidos. Además, destaco la gran fuerza personal que hay que desarrollar para adaptarse y superar tantos obstáculos sociales a los que se enfrentan cada día.

-¿Qué atenciones específicas reciben estos alumnos en clase?

-En clase siempre estamos nuestra monitora y yo. La monitora es un recurso imprescindible para posibilitar el apoyo necesario para la inclusión, es guía y referente para ellos en todas las actividades que realizan con los grupos ordinarios en los que se incluyen. Además, la maestra de Audición y Lenguaje trabaja individualmente con ellos.

-¿Qué proyectos o programas desarrolla con sus escolares?

Como base, trabajamos unas rutinas diarias generales a lo largo de la mañana. Durante este tiempo, el alumnado asiste a las aulas ordinarias que les corresponden para participar en sesiones grupales. Esta actividad es el eje central para el proyecto inclusivo de nuestro centro. El Equipo de Orientación del colegio está desarrollando un proyecto en el que se recogen todas las medidas para el fomento de la inclusión desde el ámbito escolar que estamos desarrollando, entre ellas, destacan nuestros recreos inclusivos. Además, desde el curso pasado hemos puesto en marcha el equipo de proyectos, cuya función principal es coordinar las acciones educativas de forma que atiendan a toda la diversidad del alumnado del centro.

-¿Qué metodología utiliza en sus proyectos?

-En el aula, sobre todo, metodología basada en el sistema Teacch, desarrollado, principalmente, para dar respuesta a las personas con TEA y que se caracteriza por la enseñanza estructurada, que propicia que los espacios estén señalizados visualmente en función de su uso, el uso de agendas visuales de trabajo en el aula, trabajo por rutinas, etcétera. Para ello, utilizamos apoyos visuales, que suelen ser imágenes reales y/o pictogramas.

-¿Piensa que las familias y la comunidad educativa, en general, están mentalizadas en una educación inclusiva?

-No están mentalizadas, como no está mentalizada la sociedad en general, sobre todo porque tenemos mucho que aprender respecto a la educación inclusiva. La educación inclusiva parte del derecho a la educación; los derechos no se discuten. Parte de la justicia social y de la equidad educativa y supone que, haya o no discapacidad o cualquier tipo de dificultad, niños y niñas aprendan juntos. Cuando un colegio es inclusivo o tiende a la inclusión, no es que sea un centro donde haya más alumnado con diversidad funcional, es que responde a todas las capacidades del alumnado desde la equidad.

-¿Qué falta en la sociedad para hablar de una igualdad plena para todas las personas?

-Empatía y formación. Ser una sociedad inclusiva supone mucho esfuerzo al principio, supone un cambio de percepción y de inversión de recursos, pero reportaría muchos beneficios en el futuro. Se están dando pequeños pasos, quizá sean lentos, pero se avanza; soy optimista para poder seguir avanzando.

-¿Qué medidas debe tomar la sociedad, junto a las administraciones, para normalizar la situación de las personas con autismo?

-Con la sociedad pasa igual que en los colegios ha venido ocurriendo, se entiende que las personas con diversidad funcional son un grupo a los que hay que ayudar y atender; pero no es así. Todos y todas somos sociedad y tenemos los mismos derechos; es el sentido de la inclusión social. No es normalizar la situación de un grupo de personas, sino crear una sociedad que no suponga barreras para nadie.

-¿Tienen algún programa de apoyo a las familias o trabajan con ellas de alguna manera?

-Mi centro es un espacio de importante colaboración con las familias, son eje imprescindible para el avance. A nivel de tutoría, cada maestro/a establece la forma de colaboración con ellas. En mi caso, mi trabajo no tendría sentido ni conseguiría avances sin el esfuerzo compartido con las familias.